En los cuentos reunidos en esta antología preparada por Marta Salís, recorremos medio mundo -de Saratoga Springs a Nueva Zelanda, de los Pirineos a Viena, pasando por pequeñas ciudades inglesas- para asistir a los desvelos, abnegaciones y ardides de unas jóvenes casaderas en basic más preocupadas por su felicidad que por su respetabilidad, a pesar de que no todas dispongan de los medios para alcanzarla. Noviazgo y matrimonio cuenta historias de amores aplazados, de relaciones equívocas, de compromisos impuestos y de heroínas capaces de manipular a sus pretendientes o a sus padres con tal de vencer los prejuicios sociales o de defender su libertad de decisión. Constituyen, en conjunto, un espléndido ejemplo de los angeles obra de Anthony Trollope, de los angeles que dijo Nathaniel Hawthorne que «era tan genuine como si un gigante hubiera excavado un gran trozo de tierra y lo hubiera encerrado en una campana de cristal: allí sus habitantes seguirían con sus quehaceres cotidianos, sin sospechar que eran objeto de exhibición». El mismo Trollope afirmó que nunca había pretendido otra cosa más que ver «a los hombres y los mujeres andar por ese gran trozo de tierra como andan aquí entre nosotros», describiendo «los detalles más habituales de l. a. vida corriente de l. a. gente más común».

Show description

Read Online or Download Noviazgo y matrimonio (Clásica) PDF

Best Literary Classics books

Dubliners

A definitive variation of probably the best brief tale assortment within the English languageJames Joyce’s Dubliners is a shiny and unflinching portrait of “dear soiled Dublin” on the flip of the 20th century. those fifteen tales, together with such unforgettable ones as “Araby,” “Grace,” and “The Dead,” delve into the center of town of Joyce’s start, taking pictures the cadences of Dubliners’ speech and portraying with a nearly brute realism their outer and internal lives.

The Log from the Sea of Cortez (Penguin Classics)

Within the years after the 1939 book of Steinbeck’s masterful The Grapes of Wrath, Steinbeck and his novel more and more grew to become the heart of severe controversy and censorship. looking for a respite from the nationwide degree, Steinbeck and his shut pal, biologist Ed Ricketts, launched into a month lengthy marine specimen-collecting excursion within the Gulf of California, which led to their collaboration at the Sea of Cortez.

The Pickwick Papers (Penguin Classics)

'One of my life's maximum tragedies is to have already learn Pickwick Papers - i will not return and browse it for the 1st time' Fernando PessoaFew first novels have created as a lot renowned pleasure because the Pickwick Papers - a comic book masterpiece that catapulted its twenty-four-year-old writer to rapid reputation.

The Conquest of New Spain (Penguin Classics)

Vibrant, robust and soaking up, this can be a first-person account of 1 of the main startling army episodes in heritage: the overthrow of Montezuma's doomed Aztec Empire by means of the ruthless Hernan Cortes and his band of adventurers. Bernal Díaz del Castillo, himself a soldier below Cortes, offers a fascinatingly specific description of the Spanish touchdown in Mexico in 1520 and their amazement on the urban, the exploitation of the natives for gold and different treasures, the expulsion and flight of the Spaniards, their regrouping and eventual seize of the Aztec capital.

Additional resources for Noviazgo y matrimonio (Clásica)

Show sample text content

Las desgracias de Polly tan sólo habían empezado el 1 de noviembre. Las dos jóvenes se habían enamorado casi al mismo tiempo. Philip Hughes y Jack Hollycombe se habían esforzado por llamar su atención más o menos en los angeles misma época. Pero los problemas de Emily habían empezado seis semanas antes de que Polly enviara a su pretendiente a hablar con el señor Peppercorn. l. a. primera escena entre Emily y el señor Greenmantle después de que el joven Hughes declarara su amor fue poor. –¿Qué significa esto, Emily? –¿Qué significa qué, papá? Una pobre muchacha apenas sabe qué decir cuando es interrogada de ese modo. –Uno de los mozos del banco ha venido a verme. Sus palabras querían ser de lo más ofensivas. Todo Plumplington sabía que el señor Hughes period el cajero, y period tan injusto llamarle mozo a él como al propio señor Greenmantle, dejando a un lado su edad. –Supongo que ha sido Philip –exclamó Emily. Bueno, lo cierto es que el señor Greenmantle se había metido solo en ese lío. Se había dejado cautivar por l. a. modestia del joven –o más bien por cierto encanto que también había impresionado a Emily– y había empezado a llamarle Philip. De hecho, se había mostrado de lo más paternal con él, y aquellos que conocían mejor al señor Greenmantle estaban convencidos de que no olvidaría sus buenas intenciones con el joven. period el señor Greenmantle quien había tomado los angeles iniciativa de llamarle por su nombre de pila. Pero nunca había pensado que él se aprovecharía de ese modo. Había sido un ingrato, y el señor Greenmantle se sentía muy dolido. –Cuando desees hablarme de ese joven, preferiría que le llamaras señor Hughes. –Creí que le llamabas Philip, papá. –Jamás volveré a hacerlo, jamás. Y ¿cómo puede ser cierto lo que me ha contado? –Supongo que lo es, papá. –¿Quieres decir que deseas casarte con él? –Sí, papá. –¡Válgame Dios! Después de eso, Emily se quedó callada. –¿Te das cuenta de que ese joven no tiene nada? ¡Nada en absoluto! ¿Qué debe responder una dama cuando se dirigen a ella de ese modo? Sabía que, aunque Philip no tuviera nada, ella tendría suficiente. period hija única. No le «gustaba» el joven Gresham, le «gustaba» el joven Hughes. ¿Qué importancia tenía todo lo demás si l. a. obligaban a casarse con un hombre que no le gustaba? Nunca lo haría. ¿Qué importancia tenía todo lo demás si le impedían casarse con el hombre que amaba? Y ¿de qué le servía ser hija única de un hombre rico si l. a. trataban de ese modo? Había estado reflexionando sobre el asunto, y es posible que se hubiera arrogado más privilegios de los que le correspondían. Pero Emily Greenmantle no estaba exactamente en las mismas circunstancias que Polly Peppercorn. Emily tenía miedo a l. a. severidad de su padre, mientras que Polly no temía en absoluto a su patrón, como acostumbraba a llamarlo. period el viejo Hickory quien decía en broma que tenía miedo de su hija. Polly podía organizar a su antojo cuanto se relacionaba con los angeles casa. A decir verdad, Polly estaba casi convencida de que se saldría con los angeles suya y, cuando protectó sus mejores sedas, no lo hizo como alguien que se despide para siempre de sus tesoros.

Rated 4.55 of 5 – based on 18 votes